¿SABES
UNIR LOS
PUNTOS?

¿SABES UNIR
LOS PUNTOS?

Unir los puntos
no es cosa de niños


Vídeo | Conecta tu imaginación

CUANDO UNES LOS PUNTOS es cuando las grandes ideas cobran vida. Cuando las formas y volúmenes se revelan. En realidad, ya estaban ahí antes. Pero no las veíamos. Como las grandes obras de la arquitectura, que también surgieron de esa manera: conectando forma, naturaleza, sociedad...

UNIR LOS PUNTOS
SIGNIFICA CONECTAR

Los valores
de la arquitectura


Miguel A. Alonso del Val, Director de la ETSAUN

NINGÚN OTRO ARTE COMO LA ARQUITECTURA tiene la capacidad de reflejar en la historia una realidad social, es el mejor archivo de sus formas de vida, de sus instituciones y de sus avances materiales. Apoyados en el prestigio académico de su Escuela de Arquitectura, la Universidad de Navarra transmite a sus alumnos esa tradición creativa y técnica de construir formas y espacios bajo un orden, en un entorno de actuación global e internacional que demanda no sólo nuevas habilidades colaborativas sino nuevos compromisos ambientales al servicio de la sociedad.

Nueva arquitectura. El último premio Pritzker Alejandro Aravena apuesta por la sostenibilidad.

Pirámide de Keops. Sigue siendo una de las construccciones favoritas de muchos arquitectos.

Álvaro Siza. Auditorio de Ilinars del Vallés.

Arquitectura y Emoción


LE CORBUSIER

« LA ARQUITECTURA ES CUESTIÓN DE ARMONÍAS, UNA PURA CREACIÓN DEL ESPÍRITU. EMPLEANDO PIEDRA, MADERA, HORMIGÓN, SE CONSTRUYEN CASAS, PALACIOS; ESO ES CONSTRUCCIÓN: EL INGENIERO TRABAJANDO; PERO EN UN INSTANTE, TOCAS MI CORAZÓN, ME HACES BIEN, ME SIENTO FELIZ Y DIGO: ESTO ES HERMOSO, ESTO ES ARQUITECTURA, EL ARTE ENTRA EN MÍ. »

CHARLES EDOUARD JEANNERET fue un pintor, arquitecto y teórico franco-suizo, al que se considera la figura más importante de la arquitectura moderna. Nació el 6 de octubre de 1887 en Suiza donde comenzó su carrera estudiando artes y oficios. A los 29 años se trasladó a París, donde comenzó a ejercer como arquitecto con August Perret. A continuación viajó a Alemania para estudiar las tendencias arquitectónicas de ese país. Allí conoció a Ludwig Mies van der Rohe y Walter Gropius. En Berlín se familiarizó con la obra de Frank Lloyd Wright, que por aquel entonces comenzaba a ser apreciada en Europa. En 1922 se asoció en París con su primo, el ingeniero Pierre Jeanneret, y adoptó el seudónimo de Le Corbusier, que ya había empleado con anterioridad en sus escritos.

Como arquitecto, definió la arquitectura como el juego correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz, fundamentada en la utilización lógica de los nuevos materiales: hormigón armado, vidrio en todo el ancho de las estancias y otros productos artificiales.

Sin embargo, además de arquitecto fue un eminente teórico de la arquitectura y el urbanismo. Así, cambió la forma de vivir y abrió las puertas a una arquitectura más humana inventando el “Modulor”, donde las proporciones del cuerpo humano son el centro del análisis. Demostrando así que la figura del hombre determina la concepción del espacio y las dimensiones de la arquitectura.

Arquitectura e Historia


RAFAEL MONEO

« DOY GRACIAS A LA ARQUITECTURA PORQUE ME HA PERMITIDO VER A TRAVÉS DE SUS OJOS EL MUNDO »

EL ARQUITECTO ESPAÑOL, uno de los más destacados representantes de la arquitectura española contemporánea, es el único galardonado con el prestigioso premio Pritzker.

Comenzó su labor de arquitecto junto a Franciso Javier Sáenz de Oíza y después se trasladó a Dinamarca donde trabajó con Jorn Utzon. Un año después de colaborar con Utzon, recibió una beca de dos años para estudiar en la Academia Española en Roma.

Aunque nunca ha querido definir su propio estilo arquitectónico, asumió de Utzon la tradición nórdica y de su estancia en Roma, la influencia clásica, que se mantendrán a lo largo de su trayectoria, reflejando la importancia de la historia en su obra. Tanto es así, que se podría decir que la historia forma parte de sus obras como un elemento de construcción más.

Moneo busca una arquitectura que enlace con el pasado, con el contexto urbano en que se encuadra, dando una gran importancia al concepto de lugar. Intenta aportar una visión personal de la edificación respetando el valor de las obras antiguas que han ido conformando la ciudad, al tiempo que muestra referencias de los grandes maestros de la historia de la arquitectura.

Arquitectura y Razón


MIES VAN DER ROHE

« TÚ DEBES CONSTRUIR EL MUNDO DONDE QUIERES VIVIR. Y NADIE MÁS PUEDE HACERLO POR TI. NO TE PREOCUPES POR EL ÉXITO. YO SIEMPRE LES DIGO A MIS ALUMNOS: EL ÉXITO ES SOLAMENTE EL SUBPRODUCTO DEL TRABAJO BIEN HECHO, SIMPLE Y HONESTO. ESE TRABAJO SIMPLE Y HONESTO, PIENSO, ES LA ESENCIA DE LA CIVILIZACIÓN »

EL ARQUITECTO ALEMÁN, nacido en 1886, sentó las bases de la arquitectura racional. Bajo el lema ‘less is more’, apostó por una arquitectura despojada de ornamentos y estrictamente ligada a su función.

Su trabajo se caracterizó por la sencillez de los elementos estructurales, por la cuidada composición geométrica y por la ausencia total de elementos decorativos, dejando solamente lo esencial, lo práctico y funcional.

Mies dio protagonismo a la técnica y los materiales como elemento de expresión. Para ello, empleó la piedra, el mármol, el acero o el vidrio en su más absoluta pureza y trabajó el hormigón en todas sus posibilidades.

Mies van der Rohe hacia la simplicidad e incluido por la pintura de Mondrian, su arquitectura se caracterizó por espacios abiertos que se expanden hacia el exterior buscando la integración con el entorno. Una de las máximas expresivas de su estilo es el El Pabellón de Alemania en la Exposición Universal de Barcelona (1929).

Arquitectura y Naturaleza


FRANK LLOYD WRIGHT

« ACUDO A LA NATURALEZA TODOS LOS DÍAS EN BUSCA DE INSPIRACIÓN EN EL TRABAJO DIARIO. YO SIGO EN LA CONSTRUCCIÓN LOS PRINCIPIOS QUE LA NATURALEZA HA UTILIZADO EN SU DOMINIO »

NACIDO EN ESTADOS UNIDOS EN 1867, Frank Lloyd Wright tuvo una visión orgánica sobre la filosofía de la arquitectura que lo colocó como uno de los maestros de la arquitectura del siglo XX y uno de los mayores exponentes de la arquitectura orgánica. Su infancia en una granja marcó profundamente su concepción de la arquitectura como elemento integrador de la vida natural.

A Wright se le reconoce como precursor de la arquitectura moderna y la influencia de su ideal arquitectura-naturaleza se extendió durante más de sesenta años. En este sentido, deseaba que sus edificios formaran parte de la naturaleza. Para ello estudiaba topográficamente el terreno y hacía un estudio geológico y botánico de la zona. Elegía, si podía, emplazamientos cercanos a bosques, formaciones rocosas, desiertos o, incluso sobre cascadas, como en el caso de la Casa Kaufmann o Casa de la cascada. Si el emplazamiento carecía de carácter natural, él disponía amplias áreas para que se plantara vegetación tanto dentro como alrededor del edificio.

Su arquitectura, reconcilia la arquitectura con la naturaleza, devolviendo a ésta última el protagonismo robado con los anteriores movimientos arquitectónicos. Con Wright, naturaleza y arquitectura dejan de ser antagonistas para complementarse haciendo de la naturaleza arquitectura y de la arquitectura naturaleza.

NUESTRA ESCUELA ES
EL PUNTO DE CONEXIÓN

La fábrica
de arquitectos


La Escuela de Arquitectura

EL EDIFICIO de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra fue construido en 1978 por los arquitectos Carlos Sobrini, Eugenio Aguinaga y Rafael Echaide. Fue diseñado expresamente para enseñar y vivir la arquitectura desde el primer día. Su estructura e instalaciones abiertas permiten a los alumnos respirar el objeto mismo de estudio. Tal como están distribuidos sus espacios, todo sucede alrededor de un pasillo central que genera conexiones transversales entre los estudiantes de diferentes cursos y fortalece la relación con los profesores, que ofrecen una atención personalizada. Todo, para favorecer el aprendizaje.

LOS TALLERES concentran la vida creativa de la Escuela. Los alumnos conviven en este espacio. Aquí desarrollan sus proyectos. La Escuela de Arquitecrura de la Universidad de Navarra ha sido pionera en España a la hora de implantar el método de enseñanza por proyectos, implicando al alumno en su formación y apostando por talleres verticales en los que estudiantes de distintos cursos trabajan en equipo aunando liderazgo y responsabilidad. Algo que es posible gracias a la propia disposición de los talleres, que están comunicados entre sí, lo que facilita el encuentro y el intercambio de experiencias.

EL LABORATORIO consta de un área docente en la que se experimenta y se prueban las resistencias de los distintos materiales. Y también de un taller de fabricación digital en el que los alumnos trabajan en la ejecución de sus proyectos. Aquí afrontan los aspectos más técnicos de sus maquetas y prototipos gracias a las últimas tecnologías: cortadora láser, impresora 3D, fresadora...

Gráfico / Navegando por el edificio de arquitectura


Un recorrido por las principales estancias de esta fábrica de arquitectos. Plantas del edificio dibujadas por los alumnos Maialen Ariz, Ainhoa Ayerra, Marta Ciordia y Eduardo Fernández.

Qué nos hace diferentes


La Escuela Técnica Superior de Arquitectura lleva más de 50 años formando arquitectos. Su experiencia y prestigio, unidos a la búsqueda de la excelencia y la innovación que caracteriza a la Universidad de Navarra, logran que todos los años se sitúe en los primeros puestos de los rankings.

INNOVADOR La Escuela se enmarca dentro de la apuesta por la creatividad y la internacionalización de la Universidad de Navarra, con el Museo Universidad de Navarra, el grado en Diseño y un entorno de convivencia entre distintas culturas con un 20% de alumnado internacional. Todo esto dentro de una tradición constructora que hace de Navarra un referente de buena arquitectura en el mundo.

El nuevo enfoque del grado implica al alumno en su formación gracias a la docencia por proyectos, muchos de ellos reales gracias a la colaboración con empresas e instituciones; la apuesta por el “taller vertical” en donde alumnos de distintos cursos trabajan en equipo en el desarrollo de proyectos, aunando liderazgo y responsabilidad. Además contamos con las últimas tecnologías en el Laboratorio de arquitectura y en el taller de fabricación digital.

GLOBAL La profesión de la arquitectura ha vivido en los últimos años un proceso de globalización, por ello el grado en Estudios de Arquitectura apuesta por la internacionalización de la docencia con la incorporación de los conocimientos de un “Global Architecture Program”, la optatividad del grado en inglés y la presencia de profesionales de prestigio internacional.

Los alumnos tienen la oportunidad de realizar estancias en las principales capitales de la arquitectura del mundo durante cada curso (Berlín, Venecia, Londres…), además de un intercambio en una universidad extranjera y de desarrollar prácticas internacionales. El objetivo es que los alumnos sean capaces de ejercer su profesión en cualquier país del mundo.

IMPLICADA EN LA GESTIÓN La arquitectura es una profesión tradicionalmente emprendedora, por lo que el grado en Estudios de Arquitectura incorpora contenidos específicos en gestión a los conocimientos propios del arquitecto, permitiendo al alumno completar su formación a través de tres menciones. Éstas, además de elementos orientados, tendrán necesariamente una formación común y transversal, sobre gestión: dirección de personas, gestión empresarial y comercial, marketing, etc. Contando con el apoyo de profesores de otros centros de la Universidad de Navarra como el IESE, o las facultades de Económicas y Comunicación.

La Escuela de Arquitectura, consciente de la importancia de la inserción laboral de sus alumnos y de formar sus competencias profesionales, cuenta con seminarios y talleres de empleabilidad en los que los estudiantes desarrollan sus “professional skills” preparando su vida profesional.

Dos premios Pritzker en la Escuela. Conferencia de Rafael Moneo, Eduardo Souto de Moura y Patxi Mangado

Los alumnos dibujan para la asignatura Análisis de Formas

Alumnos trabajando en los talleres

El diseñador Tim Karoleff imparte una masterclass

La cercanía con el profesor es esencial